martes, 17 de junio de 2008

"El Grito Manso" Paulo Freire

Paulo Freire reconocido como uno de los pedagogos más influyentes del siglo XX. se destaca dentro de su obra "El Grito Manso" su madurez de pensamiento, con repecto a la educación actual y futura. Freire presenta los desafios que deben enfrentar tanto los docentes como los alumnos, al sostener que una de las buenas cualidades de un profesor o profesora,es darle testimonio a los alumnos de que la ignorancia es el punto de partida de la sabiduría, que equivocarse no es pecado como se enseño en el pasado, sino que forma parte del proceso de conocer y que el error es un momento de la búsqueda del saber. Esto nos permite entender el significado y la existencia de la educación ,para ellos debemos entender que el hombre es y se sabe un ser incabado, y es allí donde parte la busqueda de conocimiento: el saberse un ser inacabado, (pág 20) incluso da lugar a la duda como motor de una busqueda constante de descubrir aquello que le permita al hombre conocerse así mismo, su propio origen, y esto permite que el hombre sea sujeto de la educación y no objeto de ella.
Sin embargo en la lectura del libro toca varios temas que llaman la atención como la educación, la reflexión de los cambios sociales y la responsabilidad del hombre en el mundo. Los pensamientos de Freire en cuanto a la educación se puede condensar en la generación de una conciencia crítica en los seres humanos como base para hacerlos optimista; en llevarlo a ser conciente de que se puede transformar la realidad podemos ver su linia de acción basada en la importancia del diálogo en la necesidad de contruir espacios educativos en los que el otro se sienta valorado y aceptado, condicion indispensable para la educación, esto motiva al futuro docente como los que ya ejercen en el ámbito de la educación para construir un mundo más justo y democrático y por consiguiente, sin personas oprimidas ni opresoras.

ANÁLISIS
En la educación no puede dejar de tomar en cuenta, lo que dice Freire. El primer elemento, es la presencia de un sujeto, el educador o educadora. segundo elemento, el alumno Y el espacio donde se da esta relación educador-educando es el espacio pedagógico; en este espacio también, se ve reflejada la relación entre las cosas materiales y las condiciones mentales, éticas, etc. Por ende, este espacio debe ser respetado como tal, sobretodo desde las instituciones políticas. Se deduce que no hay espacio sin tiempo, por ello el tiempo pedagógico está al servicio de la producción del saber, y esta producción está ligada a ideales. Esto debe ser motor de indagación por parte de educadoras y educadores, y preguntarse en cuanto a la producción del saber, dentro de contexto, al servicio de quiénes y de qué ideales se produce educación. En la práctica educativa,(pág 38) se hacen presentes los contenidos como elementos programáticos de la escuela, aquello que los alumnos deben aprender y los educadores, educadoras deben enseñar. Desde el lenguaje académico diremos que se trata de objetos cognoscibles, y son percibidos desde el ejercicio de la curiosidad. Y aquí Freire hace una reflexión de la academia, sosteniendo que ésta debe estar al servicio de los intereses del pueblo, de hecho, éste debe manejar su lenguaje: y saber entonces…que los contenidos escolares, se llaman objetos cognoscibles, en decir: objetos que pueden ser conocido. Al ser la curiosidad el motor de la búsqueda de objetos de conocimientos, el docente debe tener especial cuidado, no sólo en preservar la curiosidad en los niños, sino también de fomentarla en ellos. Es precisa que esta práctica sea acompañada de una explicación que le indique al niño que hay momentos para preguntar y momentos para no hacerlo. De esta manera se "asumen los límites de la libertad".



Preguntas y Respuestas
1.- ¿Por qué la educación es una práctica política?
Por qué es una Maneras de ver el mundo, anhelos, utopías, forman parte también de la situación educativa. Es lo que en filosofía de la educación se llama, dirección de la educación. Lo cual no hay que confundirlo con autoritarismo, de hecho la dirección bien podría viabilizar tanto la posición autoritaria como la democrática.
La dirección explica una cualidad de la práctica educativa que es, la política de la educación.
Como educador no implica ser partidario de un u otro partido (aunque Freire considera que todo educador debe asumir una posición partidaria), ser político se encuentra en la naturaleza misma del educador al ejercer la práctica educativa. Ser político requiere, por parte del educador educadora, tener claro la posición política, la ideología, por así decirlo.
La estética y la ética, se deducen de la politicidad: "La práctica educativa es bella como es bella la formación de la cultura, la formación de un individuo libre. Y al mismo tiempo esa estática es ética, pues trata de lo moral.(pág 23)

2.- ¿Cuáles son las cualidades que Freire plantea como fundamentales
que el educador posea?
Ante todo debemos destacar la responsabilidad que tiene el docente de fomentar en los alumnos la participación en su propio proceso de formación, osea, el alumno como sujeto de su propia formación. Es preciso que el buen educador este convencido, y de hecho pueda trasmitir, que todo cambio es posible. El educador y las educadoras, deben tener la capacidad de saber escuchar, para ello es necesario aprender a escuchar. Saber escuchar implica no discriminar, y para quien participa en la sociedad como educador, o educadora, es un principio fundamental, porque ello implica la posibilidad comunicarse con el alumno, de no caer en hacer juicios de valor basados en categorías sociales, algunas de las cuales, sólo justifican la creencia de algunos de una supremacía inexistente entre seres humanos. Y en función, Freire sostiene; "hay que democratizar las cosas buenas y no suprimirlas. “Yo no rechazo las cosas burguesas sino la concepción burguesa de la vida.”
El docente debe propiciar en el alumno la construcción de su propia comprensión del mundo, con ello, de su proceso de conocimiento y del objeto estudiado. Para ello debe inventar situaciones creadoras de saberes.
El docente debe procurar la creación de aquellas cualidades que hacen que cada uno de nosotros sea un proceso y no un destino. Debe el docente aceptar el protagonismo de los demás, saberse que hay otros de quienes puede aprender y admirar.
Aquéllas cualidades, que el docente en la práctica educativa, debe procurar desarrollarlas en los alumnos, son las herramientas que nos permitirán realizar nuestro propio sueño.

3.-¿Qué es enseñar? ( según Paulo Freire en El Grito Manso)
Enseñar no es transferir contenidos de su cabeza a la cabeza de los niños. Enseñar es posibilitar que los estudiantes desarrollando su curiosidad tornándola cada vez más crítica produzcan el conocimiento en colaboración con los profesores. Al docente sólo le cabe proponer al estudiante elaborar los medios necesarios para construir su propia comprensión del conocer y el objeto estudiado".
Para que la educación se vuelva una herramienta de transformación social y liberación, Freire (Pág. 46) postula que la contradicción que existe entre educador y educando debe ser superada porque en la misma no es posible establecer una relación de diálogo. El diálogo es la estrategia didáctica y el marco del acto cognoscitivo. Y el educador debe recuperar los saberes previos y debe trabajar con las preguntas de los educandos que expresan su modo particular de ver el mundo.